Prácticas fraudulentas y mitos electorales

  • 12 Apr, 2018
  • NOTICIAS NACIONALES

Las prácticas fraudulentas que por décadas se denunciaron en los procesos electorales, hoy son prácticamente un mito.

La práctica fraudulenta más conocida de todas fue por años la urna embarazada. Consistía en llenar las urnas, antes o después de la jornada electoral, con boletas tachadas en muchas ocasiones, resultaban más votos que personas en la lista de esa casilla.

Ahora, los reflectores deben apuntar, coinciden los especialistas, a lo que ocurre durante las campañas: las formas en las que se intenta convencer a la gente, las movilizaciones, las promesas de dinero o trabajo a cambio del voto y el condicionamiento de programas sociales.

El expresidente del Instituto Federal Electoral, asegura que el mayor problema de la democracia en nuestro país es el financiamiento ilegal de campañas.

Las campañas a veces cuestan 10 o 20 veces más de lo que la ley permite. Y es dinero que viene de desvíos de recursos públicos o de financiamiento de particulares que lo hacen por debajo de la mesa, en efectivo, y una porción de ese dinero, se va a lo que se llama clientelismo electoral que incluye: movilizar votantes, comprar votos, inhibir votos.

Otros factores que podrían alterar las jornadas electorales, coinciden los expertos, son las que tienen que ver con la inseguridad. En zonas con alto índice de violencia o conflictos sociales, puede haber robo de material electoral o quema de urnas.

Se incrementa el robo de motocicletas en Morelos

Anterior

Se incrementa el robo de motocicletas en Morelos

“La pulga” un héroe rescatista de más de 300 personas tras el sismo del 85

Siguiente

“La pulga” un héroe rescatista de más de 300 personas tras el sismo del 85